ECOLOGÍA


COMPROMETIDOS CON EL MEDIO AMBIENTE:
 
Reciclamos el 100% del suero lácteo que se produce en la elaboración de los quesos.
Aproximadamente, por cada diez litros de leche empleada para elaborar queso se producen nueve litros de suero lácteo.
El suero lácteo es un líquido amarillento que se obtiene tras la separación de la cuajada. Su vertido descontrolado a las redes de saneamiento resulta contaminante para el ecosistema, ya que su alta concentración en nutrientes favorece la proliferación de microorganismos que consumen grandes cantidades de oxígeno, deteriorando la calidad del agua.
El suero lácteo, no obstante, resulta ser una sustancia de gran valor nutritivo, rico en proteínas, vitaminas y minerales; principalmente calcio, fósforo, potasio y magnesio.
Por tanto podemos decir que el suero lácteo resulta ser un perfecto complemento alimenticio que nosotros destinamos para la alimentación de nuestro rebaño.
De este modo contribuimos a no contaminar las aguas de nuestro ecosistema, reciclando la totalidad de este subproducto.
Para ello disponemos de una canalización a través de la cual el suero se conduce desde la quesería hasta la granja (a unos 200 metros) donde es servido directamente para el consumo de las ovejas, a menudo cumplimentado con granulado de pulpa de remolacha, constituyendo así un gran alimento para los animales.
 
FIRME APUESTA POR LAS ENERGÍAS RENOVABLES
 
     Producimos más energía de la que consumimos:
Disponemos de instalaciones fotovoltaicas de producción eléctrica, para el abastecimiento de nuestro propio consumo y de conexión a la red de suministro.
El agua caliente la producimos también mediante un equipo solar-térmico, e incluso hemos probado a producir electricidad mediante la instalación de un generador eólico.